fbpx
El Éxito de una Startup se Dispara con una Comunidad

El Éxito de una Startup se Dispara con una Comunidad

Por Erik Brieva

“La mejor manera de tener éxito en los negocios es rodearse de personas inteligentes y con más experiencia”

Las estadísticas muestran que algo más del 90% de las startups fracasan (según Startup Genome, 11 de cada 12 startups fracasan durante su primer año). Esta dura y desoladora realidad es conocida por los emprendedores, pero a pesar de ello se lanzan con pasión, optimismo y energía para dar forma a su idea innovadora e intentar crear su propia empresa. Estadísticas frías como éstas no pretenden desanimar a los emprendedores, sino dotarlos de una dosis de realidad y animarles a trabajar de manera más inteligente y más ardua.

Como mentor de emprendedores, a menudo siento su frustración cuando han intentado construir una startup solos o aislados, o en el lugar y el momento equivocados, y después atribuyan sus dificultades a limitaciones personales, a la falta de inversión o a que el mercado no entiende su brillante idea o producto. En cambio, cuando trabajo con emprendedores que forman parte de una comunidad, o que están arropados por los socios y mentores adecuados, esta frustración queda superada. Entonces el foco de atención se centra en la excelencia del producto; a encontrar el product-market fit, en la búsqueda de clientes y conseguir las alianzas adecuadas para experimentar un crecimiento internacional.

Ser parte de un hub, de una comunidad con los socios y mentores adecuados es la magia que se necesita para el éxito de una startup. La mayoría de los emprendedores se enfocan en sí mismos como la clave del éxito de una startup, pero, en realidad, el éxito requiere una comunidad que los apoye. Además, disfrutar de un respeto dentro de su comunidad les ayuda a ser más felices y los hace más propensos a tener éxito.

Ventajas de fundar tu startup formando parte de un hub de emprendedores y teniendo como colaboradores a una comunidad de mentores-emprendedores:
1. Capital intelectual: ideas, información, tecnologías.

Contrariamente a la creencia popular, las nuevas ideas innovadoras no suelen surgir de una sola mente. Debe sentirse estimulada por el fácil acceso a muchas fuentes de aprendizaje y liderazgo. Las mejores ideas evolucionan de manera iterativa y son probadas para el ecosistema.

2. Capital humano: talento, conocimientos, habilidades, experiencia.

La mejor manera de tener éxito en los negocios es rodearse de personas inteligentes y con más experiencia que tú. Construir una start-up no es una operación en solitario. Necesita socios, mentores e inversores que puedan complementar tus propios recursos para que todos salgan ganando.

3. Capital financiero: ingresos, capital, deuda, fondeo.

Las fuentes clave de capital financiero para cualquier comunidad de startups deben incluir amigos y familiares, inversores y ángeles locales y acceso al capital de riesgo. A pesar del alcance de internet y las llamadas en frío, nada sustituye a las cálidas presentaciones. Tu comunidad y tus mentores te abrirán las puertas del capital.

4. Capital de red: contactos, relaciones, conectividad.

Los eventos de networking crean oportunidades para que personas de ideas y caracteres afines formen asociaciones. En una incubadora, también se organizan conferencias orientadas a los negocios y de la industria, hackaton y fines de semana de iniciación, invitando speakers externos y líderes experimentados. Una asociación como 22@ Network proporciona, además, acceso a empresas innovadoras y grandes corporaciones.

5. Capital cultural: mentalidad, comportamientos, historia.

Las incubadoras de startups vibrantes tienen un zumbido en torno al espíritu empresarial, donde los fundadores son modelos a seguir, líderes e incluso héroes locales. Las personas ven el espíritu empresarial como una trayectoria profesional viable, con una visión de apoyo, una comprensión del riesgo y la recompensa y tolerancia al fracaso.

6. Capital físico: infraestructura, densidad, calidad del sitio.

Las startups se desarrollan más fácilmente en vecindarios como el distrito 22@ de una gran ciudad como Barcelona. Este distrito proporciona un polo empresarial y de innovación, vinculado también a las universidades y asumiendo un compromiso con la economía del conocimiento. Un coworking de start-ups proporciona recursos, espacios de trabajo confortables, organiza actividades geniales, genera conocimiento y crea nuevas redes.

7. Capital institucional: mercados, sistema de leyes, estabilidad.

Emprender desde Barcelona es tener las garantías de la Unión Europea. El Ayuntamiento de Barcelona lleva 20 años impulsando la actividad económica y emprendedora del distrito. La asociación 22@ Network proporciona, además, conexión con universidades e instituciones públicas.

8. Capital internacional: punto de vista global, diversidad cultural, expansión.

Una buena incubadora de startups está formada por una comunidad internacional y multicultural, y tiene la diversidad de géneros, razas y puntos de vista globales para fomentar la innovación y ser productivos como equipos en un entorno global complejo, conectado con mercados internacionales , y favoreciendo la internacionalización de las startups.

Si el espíritu empresarial es tu sueño, vale la pena mirar más allá de tu impulso personal y tu ubicación para que el hub haga que tu estilo de vida elegido sea divertido y exitoso, en lugar de una lucha constante contra grandes obstáculos.

Erik Brieva para MetaData

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

1 × cuatro =