fbpx
De 0 a vender 500.000€ mensuales en 2 años con Sergi Vila

De 0 a vender 500.000€ mensuales en 2 años con Sergi Vila

En el último encuentro de B-Talks, nos conectamos con Sergi Vila Costa, CEO de Surprisit y Bcombinator. Anteriormente, fue co-founder de Flykube, la empresa de viajes sorpresas la cual, con €10.000 de inversión inicial en el proyecto, en menos de dos años consiguió escalar el negocio a 4 países y más de 100.000 clientes, facturando más de €500.000 al mes. Posteriormente, vendió su parte de la empresa a sus socios antes de que empezara la pandemia.

En esta interesante charla, dirigida por Luis Cortés, Sergi cuenta acerca de sus inicios, los retos de ser CEO, cómo es la metodología del nuevo programa de incubación de Bcombinator y el panorama inversor.

Inicios

Sergi Vila se define como un perfil generalista, asume ser una persona que sabe “un poco de todo y mucho de nada” y lo ve como un beneficio, ya que considera que esos son los skills de un CEO. Le gusta el mundo de las startups desde que está en la universidad, ya que estudió administración de empresas especializado en tecnología.

Su primer proyecto como startup fue Travisy, una app en la que con inteligencia artificial podías planear tu viaje en 10 segundos. Lograron cerrar una pequeña ronda de inversión y llegaron a tener acuerdos de colaboración con grandes empresas como Booking y Skyscanner. Estos últimos los vieron como competencia y cesaron las relaciones. Por último, la startup no resultó escalable y pivotaron su proyecto a lo que se llamó FlyKube.

En FlyKube, Sergi se desempeñó como CEO y CMO. Con una inversión de €10.000, expandió su negocio en España, Italia, Francia y Portugal. Levantó €400K de Venture Capital y Enisa y crecieron a una velocidad del 15% mensual durante 2 años. “FlyKube creció como un cohete, en menos de un año llegamos a facturar €100.000 al mes y sin inversores de por medio”, dice.

Posteriormente, en noviembre de 2019 y previo a la pandemia, Sergi decidió vender sus acciones a los socios de FlyKube ya que sus visiones no estaban alineadas. “Ellos con la facturación que estaba alrededor del medio millón al mes, estaban bien. Yo quería hacer crecer el proyecto muchísimo más. Quería abrir más mercados, lanzar nuevos productos y convertir Flykube en una de las grandes empresas del sector ocio y viajes”, explica.

Hoy en día, además de CEO en Bcombinator, ha replicado el modelo Flykube es Estados Unidos bajo la marca Surprisit.

Si tuvieras que hablar de un fracaso

“Cuando emprendes fracasas y aciertas cada día”, acepta Sergi. “Sólo tienes que ponderar cuál es la magnitud y el aprendizaje de ese fracaso, al igual que los aciertos, que no te vengas muy arriba”.

Vila confiesa que uno de sus mayores fracasos fue la falta de pacto de socios cuando empezó su startup. “Ese es el capítulo uno del manual del emprendedor, pero en ese momento cuando empezamos no conocíamos ese manual”.

“Para mí un CEO suele tener un perfil generalista. Puede conocer de finanzas, economía, diseño, marketing y ventas”. Y continúa: “Un buen CEO sabe un poco de mucho, pero mucho de nada”, y explica que esos “mucho de nada”, los complementa un CTO o un CMO, dependiendo el área. “Para mí es clave que un CTO te libere de esa parte, pero eso también tiene otros retos”.

Sergi explica que muchas startups ponen de CTO a un programador que no tiene experiencia en el puesto y arreglan un 30% de equity. Eso, a medida que crece, es algo muy caro. “Al principio hay proyectos que no necesitan un CTO, tiene más sentido externalizar el MVP. Cuando ya tengas un poco de tracción, decidir si incorporar la figura para escalar la tecnología. Pero que esa figura de CTO la complemente un director de tecnología con visión de negocio, no un programador senior sin visión de negocio”.

La capacidad de tener éxito en sectores diferentes

“Me gusta rodearme de expertos que conozcan el mercado al que voy a entrar”. Vila se considera una persona muy curiosa que le gusta leer mucho.”Intento combinar el autoaprendizaje, leer todo lo que encuentro sobre ese contenido y rodearme de expertos en ese sector”, explica. “Quiero encontrar cuál es el problema que la gente tiene. O que todavía no sabe que tiene y construir una solución alrededor de ello.”

Cómo consiguen diferenciarse con FlyKube en un mercado que podía parecer saturado

“En España había dos líderes muy claros, y parecía muy complicado entrar”. Pero vieron una oportunidad en Italia y Portugal, donde todavía no había nada parecido. “Al cabo de un año ocupamos el 60% de la cuota del mercado. Pero, por sobre todo, el factor diferencial, es que vimos que los competidores estaban centrándose en optimizar las operaciones y la tecnología. Nosotros veíamos que lo importante era construir y escalar una marca alrededor del marketing, producto y experiencia de usuario. Los datos de facturación de una y otra empresa demuestran que la estrategia fue la correcta”.

En FlyKube priorizaron el crecimiento por encima de la optimización. Los competidores estaban cerrando rondas de inversión. La estaban destinando a integrarse con aerolíneas y afinar márgenes, mientras ellos estaban afinando mucho el crecimiento de facturación.

“Le dimos mucha importancia a la comunidad. Instagram, en nuestro caso, fue nuestro motor de growth. Pasamos de 0 a 250.000 seguidores entre todas las redes sociales en apenas año y medio. Al final conseguimos crear una marca que quizá la competencia no tenía tan fuerte. Nos centramos mucho más en el crecimiento y los demás en la optimización”.

Cuál es la estrategia para seguir demostrando valor a los inversores

Sergi Vila dice que a un inversor lo convences si le sabes transmitir el tamaño de negocio que tienes y el modelo de negocio que vas a implementar. Es decir, “crecimiento para tener 100 millones de usuarios y que esto cueste 100 millones de euros a los fondos de inversión, no tiene mucho sentido. Pero si tú le dices que cuando llegues ahí les vas a cobrar a los 100 millones un euro por mes, ahí al inversor se le iluminan los ojos”.

Además, agrega: “Yo creo que para llegar a eso tienes que haber demostrado a pequeña y mediana escala que el modelo funciona. Pero que tienes pérdidas porque estás priorizando el crecimiento, para que ellos te sustenten dicho growth”.

“Creo que hay muchos tipos de inversores. El inversor que va a apostar por tí, si tú no haces ese tipo de estrategias, tampoco apostaría. Tienes que escoger la estrategia que vas a seguir y encontrar el mejor inversor para dicho tipo de estrategia”, explica.

Cómo ves el panorama inversor en españa

España desde 2018 cruzó la cifra de mil millones invertidos al año en startups. “Ha crecido año a año y el tamaño de los fondos de inversión también ha crecido mucho. En ese sentido, vemos que los fondos de inversión cada vez son más grandes”.

Actualmente, Sergi ve más oportunidades en el súper early stage. “Los fondos se van cada vez más arriba. Donde tenemos oportunidades ahora es más abajo. En esos primeros 20, 50, 100 mil euros que el emprendedor necesita. Y ahí es donde está más solo el emprendedor”.

En Bcombinator la filosofía nace alrededor de esta situación. “Buscamos cubrir eso. Entre el know-how y el capital, que el emprendedor pase de una idea a las métricas y que sea ya invertible por VCs más grandes”.

Etapa actual

Bcombinator Venture Partners nace de la unión de lo que era Xerpa Valley, un Venture Builder que fundó Jordi Martín, Miquel Mora y Sergi Vila. Empezó con la pandemia, ya que vieron que había muchas oportunidades por la cuestión del Covid-19: digitalización de sectores, dinámicas económicas que cambiaban, etc.

“Aprendimos mucho los tres”, dice Sergi. En ese camino conocieron a Erik Brieva y Luis Cortés. Compartieron con ellos lo que estaban haciendo y se dieron cuenta que todos tenían la misma visión.

En base a trabajar juntos, fueron creando lo que ahora mismo es Bcombinator. Que, por un lado, es un programa de creación de empresas muy competitivo. “El programa es un MBA práctico para crear empresas, donde no sólo no pagas, sino que te pagan por hacerlo”. Y por otro lado es un fondo de inversión.

El programa consta de 50 módulos, donde entras con tu equipo y avanzas hasta que, en el Demo Day, puedes presentarte ante una red de inversores para cerrar 100, 200 o 300 mil euros en la seed round.

“La diferencia que tenemos con otras incubadoras o Venture Capital, es que nosotros nos centramos mucho en aportar muchos recursos de know-how a estos emprendedores. No solo en reuniones mensuales, sino en el día a día”.

No sólo el programa de Bcombinator es muy potente, sino que cada startup empieza con tres mentores encima suyo. Uno es un mentor experto en su sector, luego otro mentor de metodología Lean y finalmente un mentor tecnológico.

El programa va a acompañado de workshops, eventos y podcasts a emprendedores con alto nivel inspiracional. Además, desde el propio fondo (Bcapital I) se invierte una cifra de 20 a 30 mil euros a mitad del programa para que puedan lanzar su proyecto y tener métricas.

Bcapital I, el fondo de inversión de Bcombinator

Bcapital es un fondo de inversión que tiene dos fases. “Ahora estamos en el fondo pre-seed y preparando el fondo seed”, explica Sergi. Este fondo invertirá tickets de hasta €50.000 y el segundo invertirá de 100 a 200 mil euros por startup.

“Nuestro objetivo es crear una escuela práctica de emprendimiento que, cuando todo el mundo piense en crear una startup, piense que en Bcombinator es más fácil”, dice Vila.

Cuales son las principales áreas donde van a ayudar a crear empresas

“Lo bueno que tiene este network de emprendedores, es que cada proyecto lo estudiamos con una persona expertise del tema”, comenta. “Nos da mucho 360 a la hora de elegir. Aunque nuestro foco está en que haya un componente muy deep de tecnología. Pero también nos interesa el B2C de masa”.

Cómo se gestiona el equipo de las startups

“Lo que hacemos en los equipos es entender las skill de esas personas. Muchas veces el futuro emprendedor que trabajamos, ya sabe en qué es lo que falla. Pero luego nos centramos mucho en dar la visión de cuál sería el equipo completo”.

Cómo es la metodología

El programa de incubación se divide en cuatro etapas.

1- En el día uno se invierte €3000 y tienen espacio de trabajo gratis durante 6 meses.

En esta fase se centran en el Founder Fit y la fase de ideación. Se trabajará mucho en los founder, los Cap Table y qué perfiles faltan.

2- El Problem Solution Fit. Donde se analiza con muchas herramientas el problema y se trabaja en la solución. Se crearán muchos MVP para entender cuál es la mejor.

Una vez terminada esa fase, se ofrece a los emprendedores una inversión de 15 a 30 mil euros. Esto es para desarrollar ese producto y lanzarlo al mercado para obtener las primeras métricas.

3- Se centra en crear el MVP, el feedback, medir, aprender y modificar hasta que el producto tenga una versión un poco definitiva. Aquí aparecen los Early Adopters Fit y el proyecto comienza a ser más invertible.

4- Aquí entran al Demo Day. Es un evento que se hace internamente, al cual se invita a inversores externos de toda Europa. En esta etapa, se presentan las startups y cada una tendrá cinco minutos para hacer su pitch. 

Si volvieras años atrás, qué te dirías

“En algunas startups que he montado, me diría de escoger otros socios con un perfil más emprendedor. Por otro lado, entrar a un programa de incubación, como Bcombinator. Porque ahí aprendes haciendo y tienes personas que te dirán lo que tienes que hacer”.
Por último, Sergi expresa: “Si eres joven y no tienes experiencia en esto, pide consejos, porque a los emprendedores nos encanta dar consejos”.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

18 − trece =