fbpx
4 preguntas clave para evaluar tu idea de negocio

4 preguntas clave para evaluar tu idea de negocio

Los nuevos desafíos que atraviesan las empresas grandes y pequeñas hoy en día, las han obligado a fluctuar y apelar a las nuevas necesidades de sus clientes. Claramente, las empresas que no demuestran el valor a sus consumidores, están destinadas a tener una vida útil corta. 

En consecuencia, en la actual recesión económica, la reducción del poder adquisitivo significa que una idea de negocio que pudo haber funcionado bien hace un año, hoy puede tener menos éxito, o viceversa.

Los que aspiran a ser fundadores, deben encontrar un equilibrio entre no perder a los consumidores durante la crisis y, además, asegurarse que su producto siga siendo valioso dentro de 5 años. 

Por lo tanto, si estás iniciando un nuevo negocio, debes pensar no sólo en los problemas de hoy, sino también si se extenderá más allá de la crisis. Debes entender el potencial a largo plazo.

Estas cuatro preguntas te ayudarán a evaluar si realmente tienes una ventaja en el tiempo.

1. ¿Estoy resolviendo un nuevo problema? 

A medida que la dinámica del mercado cambia, quieres concentrarte en las necesidades del consumidor y adónde se dirigen. 

Por eso, para determinar si tu producto puede o no ofrecer una solución a uno de estos problemas, pregúntate a tí mismo: ¿puedes explicar tu idea de negocio claramente y por qué es valiosa en el mercado actual? Si estás luchando por articular el valor de tu producto, probablemente no lo has hecho encajar bien.

Entonces, puedes ajustar tu propuesta de negocio poniéndote en el lugar de tu público objetivo. Empatiza con tus clientes potenciales, considera cómo mejoraría sus vidas y si la gente la echaría de menos si dejase de existir. 

Cuando se trata de articular el valor de tu negocio con otros, no tengas miedo de sacar provecho de tu experiencia personal. Tal vez quieras explicar tu propio viaje y cómo el producto te ha ayudado.

Recuerda, algunos de los mejores negocios fueron fundados por personas que realmente tuvieron un problema.

2. ¿Estoy resolviendo un problema existente de una nueva manera? 

Algunas empresas obtendrán una ventaja competitiva al abordar un problema existente con un enfoque diferente y novedoso. Muchos de los problemas que los consumidores tenían pre-cuarentena, aún deben ser abordados. No obstante, la forma en que esperan que las empresas lo hagan puede haber cambiado.

Por ejemplo, la mayoría de los consumidores creen que ahora tendrán que reducir sus gastos. La fijación de precios es un punto doloroso desde hace tiempo; se podría resolver este problema de una nueva manera introduciendo en el mercado precios más bajos o más flexibles sin comprometer la calidad del producto.

Ya durante la pandemia, la fijación de precios se ha utilizado para establecer una ventaja en múltiples industrias. Ejemplos: Microsoft 365, CTO Academy o Hubspot; redujeron el importe de suscripción, alargaron el tiempo de suscripción por un precio menor o pruebas gratis extendidas.

En el caso de los productos business to business, elegir a quién presentar su solución puede ser clave para demostrar tu valor. Múltiples personas están involucradas en una decisión de compra, y cada una puede ver el problema de una manera diferente.

Pregúntate para quién está resolviendo el problema.

3. ¿Tengo ventaja? 

El hecho de que tengas una solución no significa que tengas ventaja sobre tus competidores. Necesitas ser capaz de ser pionero en tu idea y, lo que es más importante, evitar que otros copien tu modelo. 

Existe la posibilidad de convertirte en un líder del mercado mientras todos los demás aún están elaborando una estrategia.

¿Pueden tus competidores alcanzar fácilmente tu producto, o serás el único con un modelo que funcione durante varios meses? Si tus principales competidores son empresas grandes y bien financiadas, el tiempo de desarrollo será mucho más corto.

Por lo tanto, debes centrar tus recursos en perfeccionar el desarrollo y la producción. Sea cual sea la situación de juego, protege tu idea legalmente.

Cuanto más tiempo lleves desarrollando tu idea, mejor podrás adaptarla para que sea relevante, especialmente en la nueva normalidad. 

Debes aceptar la importancia de validar continuamente los resultados y obtener feedback (especialmente el negativo) desde el comienzo de tu viaje. Cualquier investigación que hayas acumulado a lo largo del tiempo se convertirá en tu mejor aliada para encontrar un producto/mercado que encaje en aguas siempre cambiantes.

4. ¿Estoy trayendo algo nuevo a la escena?

Tú – tu red, tu viaje personal y tus antecedentes – tienes un valor único del que carecen tus competidores. Si necesitas sacar una ventaja, primero pregúntate: ¿Por qué soy la mejor persona para dar vida a esta idea? ¿Qué me ha preparado para este momento?

Mira la experiencia, las conexiones y los recursos que has acumulado a lo largo de los años. Haz una lista de las personas y herramientas que tienes y que tu competencia no. Inicia una conversación con ellos y ponlos al día sobre tu producto. Aprovecha su experiencia para encontrar la mejor manera de romper el molde y realmente innovar en la industria. 

Los empresarios que se lanzan al mercado antes de reconocer plenamente su ventaja competitiva, tendrán dificultades para ganar un verdadero impulso. 

Comienza tu viaje determinando el valor único que sólo tú puedes aportar a los consumidores.

Fuente: Entrepreneur.com

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

4 × uno =